Translate-Traduzca-Traduire-Übersetzen-Перевести-翻译 - 翻译-Traduzir-翻訳 - 翻訳-

Buscar en este blog

jueves, 13 de octubre de 2011

Los premios Nobel del 2011


El Nobel de Física para tres astrónomos de EEUU
El premio recompensó sus estudios sobre la expansión acelerada del universo.

Los astrónomos estadounidenses Saul Perlmutter, Brian P. Schmidt y Adam G. Riess son los ganadores del Premio Nobel de Física 2011 por sus estudios sobre la expansión acelerada del universo, informó la Real Academia de Ciencias de Suecia.

Los tres científicos estadounidenses fueron reconocidos "por el descubrimiento de la expansión acelerada del universo a través de la observación de supernovas lejanas", informó la academia.

Las observaciones realizadas por estos astrónomos, asociados en dos equipos distintos, de la explosión de un tipo concreto de estrellas al final de su vida (supernova) y el análisis de la luz emitida en esos momentos les permitió demostrar que el universo crece de forma acelerada y no cada vez más despacio, como se creía.
Perlmutter, nacido en 1959 en EEUU, dirige el Proyecto Cosmológico Supernova, en la Universidad de Berkeley.
Su colega Schmidt, nacido asimismo en Estados Unidos en 1967 y con nacionalidad además australiana, es profesor de la Universidad Nacional de Australia.
El tercer galardonado, nacido en Washington en 1969, es profesor de astronomía y física en Baltimore (EEUU).
El anuncio del galardón sigue al premio Nobel de Medicina, que compartieron el estadounidense Bruce Beutler, el franco-luxemburgués Jules Hoffmann y el canadiense Ralph Steinman, fallecido el pasado viernes.
A estos anuncios seguirán mañana el Nobel de Química, el de Literatura el jueves, y el de la Paz el viernes, mientras que el de Economía se dará a conocer el lunes.

Premio Nobel a expertos en inmunología
Tres científicos que develaron las claves del sistema inmunológico del cuerpo, abriendo las puertas a nuevos tipos de vacunas y tratamientos contra el cáncer, ganaron hoy el Premio Nobel de Medicina 2011.
El estadounidense Bruce Beutler y el francés Jules Hoffmann, que revelaron los primeros estadios de las respuestas inmunológicas a ataques externos, compartirán el premio de US$1,5 millones con el canadiense Ralph Steinman, quien descubrió las células dentríticas, cruciales para entender la autodefensa del cuerpo en etapas posteriores.
“Los laureados este año con el Nobel revolucionaron nuestro entendimiento del sistema inmunológico al descubrir principios clave para su facilitación”, afirmó en un comunicado el Instituto Karolinska de Estocolmo. El Nobel de Medicina es tradicionalmente el primero de los galardones que se entregan cada año.
“Estoy muy entusiasmado por lo que estos hallazgos significan. Creo que tendremos nuevas y mejores vacunas contra microorganismos y que se necesitan mucho hoy en día debido a la resistencia de algunos a los antibióticos”, dijo a la agencia Reuters Lars Klareskog, quien dirige la Asamblea del Premio Nobel.
Steinman murió el pasado viernes por un cáncer de páncreas, lo que abrió un debate ya que este premio no se puede conceder de forma póstuma. De todas maneras, la Fundación Nobel resolvió hacer una excepción y no quitárselo.



Nobel de Química premió lucha contra la "ciencia establecida"

El científico israelí Daniel Shechtman ganó ayer el Premio Nobel de Química de 2011 por un descubrimiento que inicialmente generó escepticismo y burlas, antes de conseguir aceptación como avance fundamental.

Mientras hacía investigaciones en Estados Unidos en 1982, Shechtman descubrió una nueva estructura química en forma de mosaico -los cuasicristales- que hasta entonces se consideraba imposible.
Shechtman estudiaba una mezcla de aluminio y manganeso en un microscopio de electrones cuando halló una configuración de átomos, similar a los mosaicos islámicos, que nunca se repetía.
Hasta entonces se creía que en la materia sólida los átomos de los cristales debían seguir un patrón simétrico que se repitiera periódicamente una y otra vez. Para los científicos, la repetición era imprescindible para obtener un cristal.
Pero la estructura de átomos que Shechtman tenía delante de sus ojos iba en contra de las leyes: formaban un patrón que no podía repetirse y que, en teoría, era imposible.
En concreto, la imagen que surgió tenía círculos concéntricos compuestos cada uno por diez puntos brillantes separados exactamente por la misma distancia. Es decir, una simetría "pentagonal" y no "rotacional, de modo que cuando rotaran lucieran iguales".
Era una "simetría de orden 10" completamente incompatible con los conocimientos científicos de entonces, según los cuales los cristales solo podían tener simetrías de orden 2, 3, 4 o 6, porque en caso contrario se formaría un imposible caos con átomos que chocarían los unos contra los otros, explicó a la prensa Sven Liden, miembro del Comité Nobel para la Química.
El hallazgo del investigador israelí, entonces integrante de una comisión de servicio de un laboratorio estadounidense, suscitó la incomprensión y la reprobación de sus colegas a tal punto que le pidieron que abandonase su unidad de investigación.
El director del laboratorio llegó incluso a darle un manual de cristalografía sugiriéndole que lo estudiara, recordó Shechtman ayer en una conferencia en el Instituto de Tecnología de Israel en Haifa. "Le contesté: `no necesito leerlo, sé que es imposible, pero ahí está, delante de mí`", recordó.
Durante meses Shechtman trató de persuadir a sus colegas sobre su hallazgo, pero se negaron a aceptarlo. Finalmente regresó a Israel, donde halló un colega dispuesto a trabajar en un artículo que describió el fenómeno. El informe fue publicado en noviembre de 1984 ante el rechazo de los círculos científicos.
En 1987, amigos de Shecht-man en Francia y Japón lograron producir cristales suficientemente grandes para repetir y verificar lo que aquél había descubierto con el microscopio electrónico. Hacia 1992, y después de muchas confirmaciones, la comunidad científica avaló su descubrimiento. Ayer volvió a reconocer su valor, al otorgarle el máximo galardón y en su falló recordó que "tuvo que luchar una dura batalla contra la ciencia establecida".
APLICACIONES. En los últimos años los cuasicristales se han producido en laboratorios. Una compañía sueca los halló en una de las formas más duraderas del acero, que actualmente se utilizan en productos que van desde hojas de afeitar hasta agujas finísimas fabricadas especialmente para la cirugía ocular.
Los cuasicristales también están siendo estudiados para su posible aprovechamiento en materiales nuevos que conviertan el calor en electricidad.
A mediados de 2009, un equipo de científicos descubrió por primera vez una forma "natural" de cuasicristal en un río de Rusia, un mineral compuesto de aluminio, cobre y hierro.
Estos materiales son muy duros pero pueden romperse con gran facilidad, además de ser grandes aislantes térmicos y malos conductores de la electricidad, lo que permite numerosas aplicaciones industriales. Algunos experimentos los están usando también como revestimiento para sartenes y para realizar diodos luminosos (LED), que consumen menos energía.
Sara Snogerup Linse, integrante de la Real Academia Sueca, dijo sobre los cuasicristales que "los seres humanos han creado pautas similares a escala macroscópica con la ayuda de mosaicos de cerámica, acolchados cuadriculados, etcétera, pero lo nuevo es que también se halló en el mundo de las moléculas y los átomos``.
RECONOCIMIENTO. El descubrimiento de Shechtman "cambió fundamentalmente la forma en que los químicos consideran la materia sólida``, dijo la academia en su comunicado oficial.
En reconocimiento a su hallazgo Shechtman recibirá el premio de 10 millones de coronas suecas (un millón y medio de dólares) junto con los otros ganadores del Nobel durante una ceremonia en Estocolmo, el 10 de diciembre.
"Estoy emocionado", señaló Shechtman, de 70 años, durante una breve entrevista en la radio pública israelí.
"Su batalla obligó a los científicos a reconsiderar su concepción de la naturaleza misma de la materia``, dijeron integrantes de la Academia.
Nancy B. Jackson, presidenta de la Sociedad Estadounidense de Química, calificó el hallazgo de Shechtman como "uno de esos descubrimientos científicos que van contra las reglas``.
Cuando los científicos describen los cuasicristales de Shechtman, suelen utilizar un concepto derivado de las matemáticas y del arte: el número áureo, que despertó el interés incluso de los matemáticos de la Antigua Grecia, explicó El País de Madrid con base en la fundamentación del Premio Nobel. En los cuasicristales, por ejemplo, la distancia entre átomos está relacionada con ese número.
Cuando Shechtman anunció haber descubierto una configuración inusual de átomos, recordó Jackson, "pensaron que atentaba contra las reglas de la naturaleza``.
Recién más adelante algunos científicos se dieron cuenta que ellos mismos habían visto cuasicristales sin saber qué eran, agregó la científica. Shechtman es el décimo israelí premiado con el Nobel, y el cuarto en Química.
Aspectos clave
Un nuevo tipo de cristales
En 1982 Daniel Shechtman descubrió los "cuasicristales", un tipo de cristales que tienen una configuración diferente a los cristales conocidos hasta el momento.
Aceptación tras rechazo inicial
Su hallazgo le costó el puesto en el laboratorio donde trabajaba pero con los años la comunidad internacional reconfiguró las bases sobre la composición de los materiales.
Aplicaciones en la industria
Actualmente estos materiales se utilizan en productos que van desde hojas de afeitar hasta agujas finísimas fabricadas para las cirugías oculares. 

Un poeta sueco, ganador del Nobel de Literatura
fuente: Clarin.com

El poeta sueco Tomas Tranströmer fue distinguido hoy con el Premio Nobel de Literatura. Según anunció la Academia Sueca en Estocolmo, el escritor fue galardonado porque "a través de sus imágenes condensadas y translúcidas, aporta un fresco acceso a la realidad".
Tranströmer es el primer poeta galardonado con el Nobel desde que la polaca Wislawa Szymborska lo ganó en 1996. Su obra se coloca entre modernismo, expresionismo y surrealismo.
Nacido en 1931 en Estocolmo, el poeta se convirtió prácticamente desde su debut en una de las referencias literarias obligadas del mundo escandinavo. Su obra “17 poemas” (1954) fue considerada, prácticamente después de su aparición, uno de los libros de poesía más importantes de los años cincuenta.
Desde entonces, su obra ha crecido con títulos como "Secretos en el camino", "Tañidos y huellas" o "Ver en la oscuridad". El punto de partida de su poesía es la vida diaria y la naturaleza.
Sus obras fueron traducidas a cerca de 50 idiomas. En español se encuentran “El cielo a medio hacer”, una antología que recorre buena parte de su trayectoria, y “Para vivos y muertos”.
En 1990, el escritor sufrió una apoplejía que le dejó como secuela la imposibilidad de habler. No obstante, no tuvo impedimentos para seguir escribiendo. Luego de conocer la noticia del premio, su mujer, Mónica Tranströmer, dijo que el poeta "no creía que podía llegar a vivir esto".
"Está increíblemente feliz e impresionado", contó la mujer, quien añadió que pensaban que "era demasiado complicado distinguir a un autor sueco". Por este motivo, añadió que la pareja resultó "gratamente sorprendida" cuando el secretario de la Academia Sueca, Peter Englund, los llamó -minutos antes de anunciar el premio- para comunicarles la novedad.
Tranströmer recibirá el premio, dotado de diez millones de coronas suecas (1,47 millones de dólares), el próximo 10 de diciembre, en Estocolmo. El año pasado, el Nobel de Literatura había sido para el escritor peruano Mario Vargas Llosa.



Premio Nobel de la Paz para tres mujeres


El jurado destacó en su argumentación su "lucha no violenta por la seguridad de las mujeres y por los derechos de las mujeres para participar plenamente en las tareas de pacificación".
Además, subrayó que no se pueden alcanzar "la democracia y una paz duradera en el mundo hasta que las mujeres no obtengan las mismas oportunidades que los hombres para influir en el desarrollo social a todos los niveles".
Ellen Johnson Sirleaf, de 72 años, es desde 2006 la primera mujer africana elegidademocráticamente para presidir su país.
Leymah Roberta Gbowee, de 39 años, es una activista conocida por haber organizado el movimiento pacifista que logró poner fin a la segunda guerra civil en Liberia en 2003, lo que posibilitó la elección democrática de Johnson Sirleaf.
Por su parte,Tawakkul Karman, es una política yemení y activista pro derechos humanos que lidera el grupo de Mujeres Periodistas Sin Cadenas, creado en 2005. Al enterarse del reconocimiento, aseguró: "Se lo dedico a todos los jóvenes árabes que luchan contra las dictaduras". 

Estadounidenses ganan Nobel de Economía 2011


Los estadounidenses Christopher A. Sims yThomas J. Sargent son los ganadores delPremio Nobel de Economía 2011, por "sus investigaciones en las causas y efectos en macroeconomía" informó hoy la Real Academia Sueca de las Ciencias.
La Real Academia sueca de las Ciencias reconoció con el galardón el trabajo de estos dos economistas en el área de las "expectativas" , "las causas y efectos en macroeconomía" y en política económica.
La institución sueca destacó además que Sims y Sargent han desarrollado métodos para estudiar "qué causa qué" , unas "herramientas que se han convertido en dominantes en los estudios macroeconómicos prácticas" .
Sargent, nacido en 1943 en Pasadena, ejerce en la Universidad de Nueva York.
Sims nació en 1942 en Washington y trabaja en la Universidad de Princeton.
El anuncio del Nobel de Economía cierra la ronda de la edición 2011 de estos prestigiosos premios, que abrió el lunes pasado el de Medicina, al estadounidense Bruce Beutler, el franco-luxemburgués Jules Hoffmann y el canadiense Ralph Steinman, fallecido unos días antes de conocerse el galardón.
Siguieron del de Física, el martes pasado, que recayó en los astrónomos estadounidenses Saul Perlmutter, Brian P. Schmidt y Adam G. Riess; y el de Química, el miércoles, al científico israelí Daniel Shechtman.
El Nobel de Literatura, el jueves, correspondió al poeta sueco Tomas Tranströmer, mientras que el viernes de dio a conocer el de la Paz, que compartieron tres luchadoras por los derechos de la mujer en el Tercer Mundo: la presidenta de Liberia, Ellen Johnson-Sirleaf, su compatriota Leymah Gbowee y la yemení Tawakkul Karman.
La entrega de los galardones tendrá lugar en dos ceremonias paralelas, en Oslo para el de la Paz y en Estocolmo los restantes, el día 10 de diciembre, aniversario de la muerte de Alfred Nobel.
Los Nobel están dotados con 10 millones de coronas suecas -unos 1,1 millones de euros- para cada una de sus seis disciplinas.