Translate-Traduzca-Traduire-Übersetzen-Перевести-翻译 - 翻译-Traduzir-翻訳 - 翻訳-

Buscar en este blog

miércoles, 18 de julio de 2012

Genealogía hispana en América

fuente: enplenitud.com


La inmigración española a los Estados Unidos ha sido mucho más grande de lo que se suele reconocer. De hecho, los españoles se establecieron en México y las Islas del Caribe más de un siglo antes que los Ingleses se establecieran en Jamestown en 1607.

Los primeros colonos hispanos dentro del área de los Estados Unidos fueron aquellos que se asentaron en San Agustín, Florida, en el extremo este del continente en 1565 y en Nueva México, en el extremo oeste, en el año 1598. Y el período colonial español es sólo el comienzo.

La inmigración continúa hasta nuestros días, en los que cientos de mexicanos, centroamericanos, sudamericanos, cubanos, puertorriqueños, y otros inmigrantes nativos de las islas del caribe, continúan desembarcando en los Estados Unidos. 

Muchos de estos inmigrantes podrán trazar sus raíces a desde estos países americanos hasta España. Otros, encontrarán que sus raíces no son españolas, sino francesas, alemanas, italianas, africanas, portuguesas, o de Europa del Este.

Al igual que los Estados Unidos, los países de América Central y del Sur han sido un receptáculo de distintas corrientes inmigratorias.
 
Siguiendo el rastro de tus antepasados

Antes de la finalización del período colonial (alrededor de 1820), un estimado de 12 millones de españoles emigraron, en primer lugar a México y luego a América Central y del Sur.

La inmigración que siguió en el siglo posterior fue considerablemente mayor. De un total de 54 millones de personas que emigraron desde Europa al Continente Americano entre 1820 y 1920, 20 millones fueron primero a América Latina (Argentina, Brasil, Cuba y Uruguay).

Buena parte de estos inmigrantes provenía de Italia y España. Desde luego, no toda la inmigración española fue a parar a América Latina.

Muchos españoles, entre ellos gran número de Gallegos, Vascos, y Andaluces, optaron directamente por los Estados Unidos. Y hubo otros que nunca llegaron a las Américas, y encontraron destino en Australia.

Estos patrones inmigratorios son particularmente interesantes dado que la inmigración desde Sudamérica a los Estados Unidos continúa al día de hoy.

Desde 1890 a 1906, aproximadamente 20.000 inmigrantes legales llegaron de América del Sur, y desde 1907 a 1926, 77.000 más lo hicieron. Se estima que desde 1951 a 1975, 421.000 Sudamericanos inmigraron a los Estados Unidos. Estos números no incluyen la abundante inmigración proveniente de Cuba, Puerto Rico, México, y América Central, mitad de la cual ingresó en forma ilegal a los Estados Unidos.

En los ochentas, cubanos, salvadoreños, y otros inmigrantes impulsados por la opresión política y la guerra civil cruzaron las fronteras junto a un importante flujo de mexicanos.
A menudo, una investigación sobre la ascendencia hispana irá a conducirnos a España, aunque es igualmente probable que comprobemos que una, dos, o más generaciones se han establecido en países de América Central, América del Sur, o el Caribe.

Algunas autoridades incluyen a los portugueses dentro de la población hispana.

Ha habido extensas migraciones desde Portugal a los Estados Unidos, y también, desde luego, las ha habido de Brasil a las Azores y de las Azores y Brasil a Estados Unidos.

A no ser que sus ancestros inmigrantes hispanos hayan llegado a América con registros, el mayor desafío para el historiador de la familia (en todas hay uno) es identificar el lugar de origen en la madre patria.

Por suerte, existen varios registros disponibles que pueden revelar dicha información.

Nada es más excitante que descubrir que la ascendencia nos conduce a México o cruza el océano y viaja hasta España.

Ya seas de Argentina, Cuba, México, España, u otro país de Europa o América Latina, los tipos de registros a consultar y los procesos de búsqueda son los mismos.