Translate-Traduzca-Traduire-Übersetzen-Перевести-翻译 - 翻译-Traduzir-翻訳 - 翻訳-

Buscar en este blog

viernes, 27 de julio de 2012

La expresión facial de las emociones no es igual en todo el mundo

fuente: lavozdegalicia.es
Los voluntarios analizaban caras occidentales y orientales.
Un estudio recientemente publicado en la muy prestigiosa PNAS rebate nada menos que una teoría que se mantiene desde Darwin: las expresiones faciales de las seis emociones básicas son iguales en todo el mundo porque se fijaron al ADN en los albores de la humanidad y por tanto no tienen nada que ver con la cultura adquirida.

Rachael Jack, investigadora del Instituto de Neurociencias y Psicología de la Universidad de Glasgow (Reino Unido), ha demostrado en cambio otra cosa: «Las expresiones faciales no son universales, sino que han evolucionado y se han diversificado desde sus raíces evolutivas básicas para mejorar la comunicación de las emociones en la interacción social».

Se sabe que desde la aparición de los primates hace 60 millones de años, el rostro de estos ha ido evolucionando, y los grandes músculos se fueron dividiendo en otros más pequeños y especializados. A partir de ahí el tamaño del grupo ha obligado a los primates a cambiar, y así cuanto más numeroso es un colectivo más variedad de expresiones maneja. Teniendo en cuenta que el sapiens salió de África hace solo 80.000 años, parece que para entonces ya llevaba en su ADN lo más básico.

Sin embargo, el nuevo estudio indica que no es así al cien por cien. El equipo de Jack llevó a cabo un estudio con 15 occidentales y 15 orientales, y todos tuvieron que identificar en personas de su etnia y de otras las emociones que transmitían unas 5.000 caras.

El resultado fue que los occidentales distinguían las seis emociones básicas, pero los orientales superponían a veces sorpresa, el miedo, el asco y la ira en la cara de los otros. Los primeros cifraban la intensidad de la emoción mirando los músculos del rostro; los orientales se centraban en los ojos. Para el psicólogo clínico Manuel Fernández Blanco esto demostraría que «lo simbólico puede a veces sobre lo que vemos».


Con bótox, más «felices»
Este no es el único estudio en el que se descubren ciertas confusiones para entender a los demás. Un estudio realizado por Lindsay Oberman en Harvard con personas a las que se les inyectó toxina botulínica (bótox), demostró que la mímica es el primer paso para empatizar. Así, si uno no puede mover sus músculos faciales entiende menos las caras de ira de los otros y por supuesto le resulta más difícil expresar su frustración.

Para el equipo de Lindsay Oberman, esta situación llevada al extremo supondría que si todos los humanos usasen bótox serían más felices porque limitarían sus gestos negativos y tampoco sufrirían tanto los de los demás.

Las emociones
Se considera que las seis emociones básicas son alegría, sorpresa, repugnancia, ira, miedo y tristeza.
La confusión
En el estudio publicado en «PNAS», los orientales se fijaban en los ojos de los occidentales y confundían sorpresa, miedo, asco e ira.